Dos peones contra uno
Ajedrez
Bienvenidos a

Todo Ajedrez


Inicio
Historia del Ajedrez
Reglamento FIDE
Curso de Ajedrez Gratis
Consejos Ajedrez
El Ajedrez de Mafalda
Citas del Ajedrez
Problemas de Ajedrez
Historia de los Mundiales
Anécdotas del Ajedrez
Biografías de Maestros
Jugar Ajedrez contra PC
Mundial de Ajedrez 2007
Ajedrez Online - Sala 1
Ajedrez Online - Sala 2
Foro de Ajedrez

Enlaces Recomendados

DOS PEONES CONTRA UNO



Comenzaremos el capítulo hablando de los peones que se defienden solos. Dos peones ligados juntos impiden el ataque frontal del rey y un peón que defiende a otro, estando los dos pasados, es intomable, por quedar el rey fuera del cuadrado. Son inatacables también los peones que están a salto de caballo, a no ser que el rey atacante, tocándole mover, pueda atacar al más adelantado, en caso contrario, alcanzará con avanzar el peón retrasado, quedando los dos en la misma fila, y, cuando el rey ataque a uno, avanzar con el otro. El ejemplo siguiente aclarará la situación:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

Si el blanco juega:

1. Rb3

Se debe responder

1. ...            a5

2. Rc4         a4

(Queda cortado el paso del rey a este peón)

3. Rc3         Rf5

4. Rb2         c4

5. Ra3         c3

6. Ra2         Rg4

7. Rb1         a3

8. Rc1         a2

y blancas ganan, cosa que no sucedería si el blanco espera pacientemente sin provocar la progresión del negro.

1. Rb3         a5

2. Rc4         a4

3. Rc3         Rf5

4. Rc4         Rg4

5. Rc3

y como el negro tiene que atender los otros dos peones, son tablas.

El rey puede parar hasta tres peones ligados, siempre que no estén excesivamente adelantados.


En condiciones de desventaja de material, las posibilidades de tablas aumentan en sentido inverso al número de peones, es decir, resulta más fácil el empate en el final de un peón contra ninguno que en el de dos peones contra uno, y en este que en el de tres contra dos. El caso que tratamos ahora, dos peones contra uno, normalmente debe decidirse en favor del bando fuerte, pero no todos los caminos conducen a la victoria y no todas las situaciones son propicias. Comenzaremos por el caso más fácil, donde los peones están aislados y el negro bloqueado.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

Tratar de promocionar el peón libre es un error, pues el rey débil debe estar atento a su movimiento, por lo que lo mejor será dejarlo de engaño en casillas retrasadas, mientras el blanco captura y promociona el otro peón; si el negro opta por la defensa de su material, entonces si que habrá que actuar con el peón libre, pero lo justo para alejarlo.

Con peones ligados el panorama es el siguiente:

- el bando débil tiene menos posibilidades de empate cuando su peón está bloqueado.

- también tiene menos posibilidades cuanto más al centro estén los peones.

El siguiente diagrama muestra el caso del peón bloqueado

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

El blanco gana, aún jugando el negro:

1. ...            Rc5

2. Rd3         Rd5

3. Re3         Re5

4. Rf3          Rd5

(no puede salir del cuadrado)

5. Rf4          Rd6

6. Re4         Re6

7. Rd4         Rd6

8. Rc4         Rc7

9. Rd5

(hay que andar con cuidado, pues a Rc5 sigue 9. ..., Rb7; 10. b6, Ra4; 11. Rc6, y tablas por ahogo)

9. ...            Rb6

10. Rd6       Rb7

11. Rc5       Rc7

12. b6         Rb7

13. Rb5

(comiendo el peón negro)


El caso contrario aparece en el siguiente diagrama, donde no hay bloqueo. La defensa se basa en la imposibilidad de ganar con peón de torre y en no dejar que un peón defienda al otro:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. a5!         b5

(si ba5 sigue Rb3 y Ra4, con igualdad)

2. a6!         Rd5

3. Rb4        Rc6

4. Ra5 y tablas.

Analizaremos más despacio el caso de peón bloqueado, que es lo que se puede obtener.

En el siguiente diagrama lo fundamental es mantenerse en el cuadrado del peón de a y evitar la entrada del blanco en las casillas límite. La posición fue propuesta por Dedrle en 1921, con la siguiente continuación:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. Rf3         Rd6

2. Re4

(el negro no pudo impedir la entrada; si ..., Rc6; 3. Rd4, ganando material).

Si juegan negras la situación cambia:

1. ...           Rd6!

Tomar la oposición mecánicamente, sin ahondar más, es contraproducente, pues no se puede mantener: si 1. ..., Rc6 (oposición) 2. Rg3!, Rd5; 3. Rf3, Re5; 4. Re3, con ventaja.

2. Rg3        Re5

3. Rf3         Rd5

Sin posibilidad de penetración para las blancas.

Es muy importante, en la oposición, saber cuando se puede mantener, así como estar atento a las particularidades de la posición. Cuando no hay peón pasado, las posibilidades de tablas aumentan.

En el siguiente caso, los peones están pegados a la banda, por lo que sólo hay una entrada, en c5.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

Las negras hacen tablas con:

1. ...            Re6

2. Re4         Rd6!

Pues el blanco no puede descuidar la defensa de su infantería con Rf5.


Las perspectivas son más oscuras para el bando débil cuando los peones están en el centro, pues hay dos vías de penetración, como ocurre en el siguiente caso, en el que decidirse al principio por una de ellas conduce a tablas:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. Rd2         Re4

2. Re2         Rf4

3. Rf2          Rd4

4. Rg3         Rd3!

5. d5            Rc3

6. d6            Rb7

7. d7            c3

8. d8=D        c2

y tablas.

Ahora bien, el blanco mejora su juego con:

1. Rc1!!

manteniéndose a la misma distancia de las dos vías de acceso y obligando al negro a decidirse

1. ...            Re4

2. Rb2         Rd5

3. Ra3         Rc6

4. Rb4         Rd5

5. Rb5

También gana:

1. Rd1         Re4

2. Rd2         Rf4

3. Rc2

pues obliga al negro a alejarse de una de las casillas clave.

No mejoran las cosas tampoco cuando el bando débil tiene poco campo de maniobra, como es el siguiente caso, donde el peón negro está muy retrasado, por lo que su rey puede dominar muy poco espacio. Las blancas ganan, juegue quien juegue:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. ...            Rc8

2. Re6!

(Si 2. Rd6, Rb8)

2. ...            Rd8

3. Rd6         Rc8

4. c6

Jugando las blancas hay una maniobra de triangulación:

1. Re5         Rc6

2. Rd4         Rd7

3. Rd5

y las negras no tienen jugada válida.


Otro factor a tener en cuenta es la posibilidad de utilizar los tiempos de avance de un peón. En el caso siguiente las blancas no pueden atacar directamente d6, e6 y f6, pues el negro puede mantenerse con el rey en e6 y f6 sin problemas.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

La idea de las blancas consiste en llegar a a5, obligando al negro responder Rb7, perder entonces un tiempo, obligándolo a jugar Ra7, y trasladarse a la otra zona:

1. Re2         Rd7

2. Rd3         Re7!

mantiene la oposición por este flanco

3. Rc3         Re6

4. Rc4         Rd7

5. Rb4         Rc7

6. Ra5         Rb7

7. b3!

b4 paraliza completamente a las blancas

7. ...             Ra7

8. Rb4          Rb7

9. Rc4          Rc7

10. Rd4        Rd7

11. Re5        Re7

12. b4

ganando.

Todavía es más fácil cuando los peones tienen posibilidad de movimiento como en el próximo caso (Fine, 1941):

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. e3

Obliga al negro a descolocarse.

1. ...            Rd6

2. Rf5          Rd5

3. d3

Forma la barrera.

3. ...            Rd6

4. e4           Rd7

5. Re5         Rd8

6. Re6         Re8

7. e5 (ó d4)  Rf8

8. Rd7         Rf7

9. d4           Rf8

10. e6

Sin ninguna complicación.


El bando débil puede tener chances de tablas cuando su peón está pasado, manteniendo ocupado al rey enemio; si éste está fuera del cuadrado, tendrá posibilidades de tablas basándose en el apoyo al avance de sus peones, mientras que si está adentro, las probabilidades de victoria serán elevadas.

En el siguiente caso, el rey tiene bloqueado al peón enemigo, y tendrá que capturarlo sin perder los suyos, cosa que se consigue con el ya visto movimiento de triangulación:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. Rf2           Rg6

2. Re2!         Rf5

A cualquier otra jugada los peones blancos avanzan o el rey ataca al peón negro.

3. Re3

Llegando a la posición inicial con el orden de movimientos invertido.


Vamos a ver un caso donde el rey blanco está fuera del cuadrado, por lo que su objetivo será hacer perder tiempos al negro para obstaculizar el avance enemigo.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. g4+!         Rg4

2. Rg6          c5

3. h4!

Y tablas pues el rey negro tiene que tomar.


Términos y Condiciones - Contacto - Links

Webs amigas: Que Recetas  En Reparaciones  Todosobrecampo  MB TEXTIL  Futbolamil  

Copyright © 2007 Todo Ajedrez ® Todos los derechos reservados Ajedrez