Centro Cerrado - Ataque de Minorías
Ajedrez
Bienvenidos a

Todo Ajedrez


Inicio
Historia del Ajedrez
Reglamento FIDE
Curso de Ajedrez Gratis
Consejos Ajedrez
El Ajedrez de Mafalda
Citas del Ajedrez
Problemas de Ajedrez
Historia de los Mundiales
Anécdotas del Ajedrez
Biografías de Maestros
Jugar Ajedrez contra PC
Mundial de Ajedrez 2007
Ajedrez Online - Sala 1
Ajedrez Online - Sala 2
Foro de Ajedrez

Enlaces Recomendados

Centro Cerrado


Veremos rápidamente como transcurre la partida cuando los peones centrales están bloqueados, es decir, obstaculizan los de cada bando el avance de los adversarios, y trasladando, lógicamente, las acciones hacia los flancos. Como en casos anteriores, el futuro desenlace dependerá de la velocidad de cada ataque, de las posibilidades de defensa y siempre estará en función de la mobilidad de las piezas. Resulta fundamental, tanto para el ataque como para la defensa, determinar que figuras sostienen la posición, donde están las claves del juego. En la partida (Spassky - Arutunian, Spartakiada, 1965) se llegó a la siguiente posición, donde el centro está perfectamente estabilizado, sin que quepan acciones de ninguno de los dos bandos en este sector, por lo que analizaremos la continuación que se dio, ciertamente ilustrativa del tema.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

Las blancas tienen claramente la iniciativa, y su ataque en el flanco de rey tiene más posibilidades que el negro en el de dama; sin embargo, la posición negra es segura, pues la pareja de alfiles no permite demasiadas maniobras, por lo que será preciso desorganizar la defensa:

1. Ta5!          Aa5

Las blancas sacrifican en el flanco de dama para operar cómodamente en el de rey, pues su alfil de casillas negras y el caballo podrán, tras la desviación de piezas, demostrar la superioridad en el sector.

Si las negras toman de torre, el alfil tampoco tendría tiempo de volver a d8, con el mismo ataque.

2. Ta5!

Eliminan definitivamente al alfil y descolocan la torre.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

Este diagrama muestra perfectamente lo que significa dominar una columna inoperante, como la que tendrán las negras.

2. ...              Ta5

3. Ah6           Ch7

Con 3. ..., gh6; sigue 4. Df6, cosa que explica la eliminación del alfil de d8.

4. Cg7            f5

Tratando de llevar la dama a la defensa.

5. ef5            Rh8

6. Ch5           Tg8

7. f6.

Y las negras no pueden contrarrestar la actividad blanca contra su rey.

Ataque de Minorías

En el siguiente cuadro aparece una estructura de peones relativamente frecuente cuando se abre el juego con el peón de dama. Las blancas tienen mayoría de peones en el flanco de rey y las negras en el de dama, sin estar cerrado el centro. Aparentemente, el proyecto estratégico de las blancas será atacar en el flanco que dominan con su falange, cosa que vale también para las negras; sin embargo, los peones fijados en d4 y d5 impiden llevar a cabo cualquiera de los dos ataques, pues si las blancas juegan e4 su ventaja desaparece después de de4 quedando aislado el peón de d en una columna semiabierta, por lo que será fácilmente atacable, además de la magnífica posición que quedaría en d5 para las piezas rivales. Ocurriría exactamente lo mismo si son las negras las que juegan c5.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

El mejor plan que tienen las blancas, a la vista de que el anterior no sirve, será minar la cadena negra por su base, buscando formar debilidades en ella, cosa que se consigue con el avance del peón de b hasta b5, como se ve en el siguiente cuadro, pues si las negras cambian con cb5 quedan con un peón aislado y una constelación de tres grupos, desventajosa en el final, y, por otra parte, dejan a las blancas una columna abierta por la que entrar con peligro. En el caso de que las negras no cambiasen, las blancas jugarían bc6, provocando en el rival un peón débil y retrasado en una columna semiabierta, atacable por las piezas mayores, aunque con otras compensaciones que veremos más adelante.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

La posibilidad de retomar con una pieza después de la jugada del blanco, bc6, tampoco resulta nada buena, pues condena a las piezas a una defensa pasiva, en la que el ataque sobre las debilidades negras puede realizarse con entera comodidad. En el siguiente diagrama correspondiente a la partida (Smyslov - Keres, Campeonato del Mundo, Moscú, 1948) evitan el peón retrasado en c6 de una manera equivocada, ya que el alfil queda condenado después de:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. b5             Ad7?

2. bc6           Ac6

Es más fácil defender el peón en c6 que las debilidades de b7 y d5; mejor era 2. ..., bc6; 3. Af5, Dc8; 4. Ad7, Cd7.

3. Db3!          Ae7

El blanco obliga a retirar el alfil activo y ataca la debilidad central.

4. Af6!           Af6

Coloca el alfil negro en una diagonal mala.

5. Ab5           Dd6

Eliminando el alfil de casillas blancas, las debilidades quedan mucho más patentes.

6. Tf-c1          h5

7. Ce2            h4

8. Ac6            bc6

La presión en d5 se tradujo en la pasividad de las piezas negras, y las blancas trasladarán la debilidad a c6, donde el ataque no resulta complicado.

9. Da4           Ce7

La partida está estratégicamente perdida por las negras, que no podrán atender a todo después de:

10. Da6!

Sin defensa para 11. Tb7. La continuación 10. ..., h3; 11. g3 simplemente debilita el peón de h, en lugar de fortalecer el ataque.

Métodos defensivos contra el Ataque de Minorías

El hecho de que uno de los bandos pueda realizar un ataque de minorías no implica necesariamente que tenga ganada la partida, habiendo argumentos suficientes para neutralizar la ofensiva, con un juego correcto. En un principio, el método que gozaba de mayor aceptación era el contraataque en el sector opuesto, es decir, lanzando las fuerzas directamente contra el rey enemigo, con amenazas tácticas, como ocurre en el siguiente diagrama (Julio Boudy), donde las blancas inician el ataque de minorías con:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. b4              g5

2. Db2            f5

3. a4             Th6

4. b5             ab5

5. ab5            Df6

El negro acumula fuerzas para su ataque.

6. bc6            bc6

La debilidad ya está formada.

7. Ta1            Tf8

8. Ta8             f4

Aparentemente, el ataque de las negras es más fuerte, pues va directo al corazón del enemigo, pero a costa de la propia debilidad en el enroque.

9. ef4             Df4

10. Cf3            g4

11. Dd2           Df6

12. Cg5           Af5

13. Tf8            Rf8

14. Af5            Df5

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

Y ahora las blancas pueden conseguir ventaja con:

15. Db4+         Rg8

16. Te5

Con una posición muy difícil para las negras. De todas formas, es utilizable el contraataque, pues las blancas deben jugar con precisión; hay, sin embargo, métodos menos aventureros para reducir la ofensiva minoritaria.

Más seguro resulta el cambio del alfil que circula por casillas blancas (o negras en su caso), que en el gambito de dama y en otras aperturas que generen este tipo de juego resulta, para la defensa, una pieza pasiva, mientras que para el ataque tiene importancia para fustigar las debilidades generadas. Un ejemplo aparece en la partida (Trifunovic - Pirc, Saltsjobaden, 1948), en la que se jugó:

1. d4              Cf6

2. c4               e6

3. Cc3             d5

4. Ag5           Ae7

5. e3              0-0

6. Tc1           C8-d7

Esta torre presionará en c6 en su momento, según el proyecto blanco de ataque de minorías y, en todo caso, tendrá una buena línea de acción.

7. Cf3             c6

8. Dc2           Te8

9. a3              a6

10. cd4          ed4

Tomar con cd4 sería condenar al alfil de dama.

11. Ad3          Cf8

12. 0-0            g6

El objetivo consiste en instalar un caballo en g7 para poder cambiar los alfiles de casillas blancas en f5.

13. Ca4          Ce6

14. Ah4          Cg7

15. Cc5          Cd7

16. Ae7          Te7

17. b5            Cb6

Intentando aprovechar el importante hueco blanco en c4.

18. a4            Af5

Las negras llegaron al cambio de alfiles, con lo que c4 pasa al poder de las negras, que nivelan el juego al cerrar la columna c.

19. Cd2          Ad3

20. Dd3          Cf5

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

Y en esta posición se acordaron tablas, pues el blanco ya no podrá utilizar su ventaja en la columna semiabierta c, al instalar el negro un caballo en d6 y, a continuación el de b en c4.

En este otro cuadro, también de Julio Boudy aparece un caso distinto, pues las negras no pudieron forzar el cambio de los alfiles de casillas blancas. El negro juega aquí de inmediato b5, con lo que se forma una debilidad en c6, pero sin que el blanco llegue a tiempo de rentabilizarla, al llegar el caballo negro a c4, estabilizando el flanco de dama y cerrando la columna, tal como ocurrió en el caso anterior.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

La continuación sería:

1. ...               b5

2. Tf-c1          Te6

3. Db2           Af3

4. Af3            Cb6

5. Ta3           T6-e8

Las negras, una vez cerrada la columna c, podrían intentar el ataque por a.

6. Ta8           Ta8

7. Ta1           Dd8

8. h3.

Y tablas.

En la defensa contra las minorías se dio también gran importancia a la casilla e4, donde las negras pueden instalar un caballo, estando el primer jugador obligado a cambiarlo en cualquier momento, quedando una constelación distinta, al liberar las negras su casilla d5, que resulta importante para sus proyectos defensivos, perdiendo fuerza, al poder entrar nuevas piezas a la defensa, el ataque minoritario. Un ejemplo, ya hecho el cambio, es el siguiente diagrama, también de Julio Boudy, donde el ataque de minorías encuentra serias dificultades, y se viéndose obligadas a buscar otras ideas, como es la apertura de la diagonal b1-h7, para atacar al rey, pero en ese sector las negras no tienen problemas.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

En resumen, cuando el centro está cerrado, es preciso trasladar las acciones a los flancos, buscando crear puntos débiles o buscar casillas y líneas útiles para el trabajo de las piezas, sin olvidarse que el contrario procura los mismos objetivos por lo que, a la hora de buscar perspectivas, hay que situarse siempre de los dos bandos, y analizar la posición con objetividad, para no verse sorprendido por alguna acción ofensiva más rápida que la propia. Tampoco deben dejarse puntos débiles gratuitamente, y sin saber bien como defenderlos o como neutralizar la posible ocupación de ellos por parte del enemigo, siendo la práctica la única escuela que enseña a ahondar en los problemas de cada posición en concreto.


Volver a Curso de Ajedrez



Términos y Condiciones - Contacto - Links

Webs amigas: Que Recetas  En Reparaciones  Todosobrecampo  MB TEXTIL  Futbolamil  

Copyright © 2007 Todo Ajedrez ® Todos los derechos reservados Ajedrez