Caballo contra Caballo
Ajedrez
Bienvenidos a

Todo Ajedrez


Inicio
Historia del Ajedrez
Reglamento FIDE
Curso de Ajedrez Gratis
Consejos Ajedrez
El Ajedrez de Mafalda
Citas del Ajedrez
Problemas de Ajedrez
Historia de los Mundiales
Anécdotas del Ajedrez
Biografías de Maestros
Jugar Ajedrez contra PC
Mundial de Ajedrez 2007
Ajedrez Online - Sala 1
Ajedrez Online - Sala 2
Foro de Ajedrez

Enlaces Recomendados

Caballo contra Caballo


En estos finales, cuando sólo hay un peón en el tablero, el objetivo será cortarle el paso con el caballo y, si hace falta, cambiar el caballo por el peón, como ocurre en el siguiente diagrama (Y. Averbach, 1972), donde la maniobra es clara:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. ...              Cf8+

2. Rd8           Ce6+

3. Rd7           Cg7

ó

2. Rd6           Re8

3. Cg6 y Ce7

La cosa se complica cuando son dos los peones y están ligados pues, aunque no siempre ganen, tienen muchas posibilidades. En el siguiente caso (R. Fine, 1941) las piezas negras están en buena disposición defensiva, pero no pueden impedir que ganen las blancas:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. Ce6+         Rg8

2. g6             Ce5+

3. Rf5            Cf3

4. h6             Ch4+

5. Rf6            Cf3

A 5. ..., Cg6 sigue 6. Rg6, Rh8; 7. Cg5, Rg8; 8. h7+ y blancas ganan.

6. Cg5           Cd4

7. h7+

Y ganan blancas.

Cuando hay una constelación amplia y uno de los bandos tiene un peón de ventaja, tiene posibilidades de ganar, pero no de una manera demasiado fácil. En la partida Keres - Reshevski se llegó a la siguiente posición:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. Rf1            Re7

2. Re2           Rd6

3. Cc2           Re5

4. Ce3           Cb2

5. Cd1           Ca4

6. Rd3           Rd5

7. Ce3+         Rc5

8. Cf5            g6

9. Ch6           f5

10. Cf7          Rd5

11. Cg5         Cc5+

12. Re3         h6

13. Cf3          g5

14. g3           Ce4

15. Cd4         Cc3

16. Cf5          h5

17. f4!           g4

Si 17. ..., gf4+; 18. Rf4, Ce4; 19. h4, Rf6; 20. Cg7, Rd6; 21. Rf5, ganando.

18. Cg7         Rd6

19. Ch5         Re6

20. Cg7+       Rf6

21. Ce8+

Y blancas ganan.

Cuando hay tres peones contra dos en el mismo flanco y el bando fuerte no tiene ningún peón pasado, la regla general es que la partida será tablas si para alcanzar al peón pasado es preciso hacer cambios. En el siguiente caso (Y. Averbach) las negras no pueden pasar de tablas, con un juego correcto por ambas partes:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. Cf2            Ce3+

2. Rg1           Cc2

3. Cd3           g5

4. Rf2            Rh3

5. Rg1           Cd4

6. Ce1           h5

7. Rh1           g4

8. fg4            hg4

9. Rg1

Y tablas.

Otro caso, también de Averbach, que parece prácticamente igual que el anterior, pero con la diferencia de que el peón de torre está en 3 y no en 2, con lo que se vuelve más vulnerable, por lo que la diferencia resulta decisiva:

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. ...              Ce3+

2. Rh2           Cc2

3. Rg2           Ce1+

4. Rf2            Rh3!

La clave de la victoria.

5. Re1           Rg2

6. Re2           h5

7. Cg5           h4

8. Ce6           g5!

Importantísimo.

9. Cg5           h3

10. Ch3         Rh3

Y negras ganan.

En el caso de cinco peones contra cuatro, con dos lancos para atender, la victoria casi siempre es del bando fuerte, como en el siguiente caso (Averbach, 1959):

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

1. Rf1            Re7

2. Re2           Rd6

3. Rd3           Rc5

4. Cc2           Cd5

5. b3             a5

6. g3             f5

7. a3             g6

8. b4+           ab4

9. ab4+         Rd6

El blanco creó un peón pasado que tendrá que ser atendido por las piezas negras, mientras él va a capturar dos peones del otro flanco.

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

10. Rd4         Cc7

11. f4            Cb5+

12. Rc4         Cc7

13. Ce3         Rc6

14. Rd4         Rd6

15. Cc4+       Rc6

16. Re5         Rb5

17. Ce3         Ca6

  a b c d e f g h  
8                8
7                7
6                6
5                5
4                4
3                3
2                2
1                1
  a b c d e f g h  

Con 17. ..., Rb4; 18. Cd5+ y el final está ganado.

18. Cd5         Rc4

19. Cf6          h5

20. Cd5         Cb8

21. Ce7

Y ganan las blancas.


Volver a Curso de Ajedrez



Términos y Condiciones - Contacto - Links

Webs amigas: Que Recetas  En Reparaciones  Todosobrecampo  MB TEXTIL  Futbolamil  

Copyright © 2007 Todo Ajedrez ® Todos los derechos reservados Ajedrez